NO SIN MI BOLSO DE RAFIA

Aquella maleta no se podía hacer sin un bonito bolso de rafia que combinara a la perfección con sus sombreros de verano. Ni el verano podía continuar sin conseguir su propósito.

Emma había causado sensación con aquel bolso de rafia que había estrenado en las Fiestas de San Juan y San Pedro. Este año en Mi Piel habíamos apostado por un verano repleto de tendencias y ella fue una de las primeras que se dio cuenta. Es bastante extraño, ya que Emma no es, para nada, una de las más fashion girl del grupo. Si le preguntas por libros, puede hacerte una lista interminable de ellos en un momento -esto es algo que como ya sabréis me encanta de ella- pero no le preguntes por las últimas tendencias en alpargatas.

A Marina, que ella sí es toda una influencer de la moda, no se le había pasado por alto ese bolso de rafia con formato baguette hecho a mano que Emma había sacado a pasear por las calles de Segovia aquel pasado junio. Era uno de los últimos modelos que habían llegado a Mi Piel, de la marca Noco Complementos trenzado a mano, además de ligero, era “cómodo e ideal para todos los looks de verano. Es perfecto”. Suspiro al viento. ¡Ojalá lo hubiera visto ella antes! El verano se le hacía poco sin su bolso de rafia…

Ese último fin de semana de julio habíamos quedado en La Pradera de San Marcos. Todos los veranos buscamos la caída del Sol en los días que aprieta, y pocos lugares hay en Segovia más agradables que este para huir del calor mundano que nos ha azotado estas últimas semanas. “¿Seguís todas en Instagram a Jeanne Damas?” Marina hacía el reporte de noticias diarias en Redes Sociales. “Me encanta su estilo. Es una de las máximas representantes del estilo parisino y una experta en combinar prendas románticas y bolsos de tejido natural”. A Sofía no se le escapaba una: “¿Estás viendo bolsos de rafia?”. “Afirmativo”. 

Habíamos quedado para preparar una escapada veraniega corta pero intensa -podía aventurarme a llamarla ‘intensa’, porque con ellas siempre era así-, y Marina, como era costumbre, se tomaba muy enserio el contenido de su maleta. “Con ciertas cosas no se juega”. En este viaje de fin de semana largo a Altea su maleta de Pepe Jeans de la colección Highlight en rosa claro iba a ir repleta de combinaciones ‘a la última’. Y sí, le faltaba un bolso de rafia veraniego y playero que casara a la perfección con el sombrero de Isotoner que había comprado en Mi Piel a principios de verano. “Mirad la cuenta de IG de Miren Alos. Está repleta de combinaciones con bolsos de rafia preciosos. ¡Estilazo!”

“¿Por qué no entras en la de Mi Piel y echas un vistazo, a ver si encuentras algo?”. Emma y yo nos entendíamos a la perfección con una sola mirada. “Mientras revisas, te voy a contar de dónde viene la moda de los capazos y bolsos de rafia”. A Emma le gustaba leer, ya os lo he contado. Le gustaba leer de todo en cualquier momento y en cualquier lugar. “Comenzó en los años 70 con la famosa it girl Jane Birkin que se atrevió a usar su cesto de picnic para llevar sus enseres, porque era el único lugar donde le cabía todo. Lo que ella no sabía era que unas décadas después se convertiría en trending de la moda, logrando que influencers de todo el mundo utilizaran este complemento para cualquiera de sus looks”.

Marina había desconectado. “¡Pero qué es esto! ¿No se habían agotado?” Los bolsos de rafia habían volado de Mi Piel y de todas ellas solo Emma había sido rápida y veloz. “No eres la única que busca lo último en moda. Agotamos toda la rafia en solo unos días, ya lo sabes, pero quedaba demasiado verano por delante como para dejarlo estar. Así que ¡hemos recargado existencias!” 

“Mientras sigues ojeando, leo. La rafia natural proviene de un árbol africano con apariencia de palmera llamado Raphia, de donde se extrae el material en crudo. Su fabricación consiste en el entrelazado de las fibras para crear estructuras gruesas o en textiles más finos, ligeros y resistentes”. Daba igual ya lo que Emma contara. Marina tenía bastante con elegir bolso. “¡Lo tengo!” No había duda de que Marina tenía gusto, tal vez el mejor gusto que me había encontrado en la vida. Formato cuadrado con tapa y cierre metálico en la parte frontal, una pieza única de Noco Complementos fresco y natural. “¡Ahora solo tengo un problema… ¿Cómo me puedo llevar los sombreros en la maleta sin que se estropeen?” El bolso de rafia tenía una misión, y era combinar con su look al completo. 

Si alguna de las cuatro se llevaba los méritos al orden y la organización, esa era Sofía. “Parece mentira que sea yo quien tenga que darte a ti tips de moda”. Esto sí que era toda una sorpresa. “Lo primero que tienes que hacer es colocar el sombrero más amplio en el fondo de la maleta apoyando su ala a la superficie. El hueco del sombrero lo puedes aprovechar para rellenarlo con prendas que no se arruguen. Encima vas colocando los diferentes sombreros que vas a llevarte, ¡recuerda que son solo tres días de vacaciones! Luego solo tienes que ir colocando prendas a los lados y sobre las alas de los sombreros hasta cubrirlos”. 

El día que partimos a Altea, Emma, Sofía y yo llevábamos leggings cómodos y zapatillas para conducir. “Menudas pintas”. Ella, con su vestido de lunares veraniego, gafas de Sol Cuatro Gotas, sombrero en cabeza y bolso de rafia en brazo. Jane Birkin estaría orgullosa, sin duda. Ya veríamos nosotras qué nos deparaba el viaje…

Publicado por tiendamipiel

TIENDA DE ARTÍCULOS DE VIAJE Y PIEL EN SEGOVIA Y ONLINE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s